domingo, 12 de septiembre de 2010

CONTRACORRIENTE

¿Puede un hombre ser tan amplio en sus sentimientos y compartir el amor hacia su esposa, el amor hacia su hijo, el amor hacia su trabajo y el amor hacia su pareja (del mismo sexo) y cumplir con todos al mismo tiempo?


Esta es la interrogante que se deja flotar en el ambiente luego de ver la película “Contracorriente” de Javier Fuentes-León en donde nos narra la historia de Miguel (Cristian Mercado), un joven pescador de un pueblo al norte del Perú quien esta casado con Mariela (Tatiana Astengo) quien lleva siete meses de embarazo y esperan el primer hijo de ambos, pero que a su vez lleva un tórrido romance con Santiago (Manolo Cardona), un joven pintor que se mudo al pueblo pero que es rechazado por los pescadores por ser agnóstico y libre de pensamiento con respecto a la sexualidad.

El tema de la homosexualidad en nuestro país, especialmente en una comunidad como un pueblo de pescadores, de hombres rudos es siempre visto como un tema tabú, ya sea de hombres o mujeres, pues como se sabe todo nuestro país no esta desarrollado de forma uniforme. El centralismo hace que tan solo la capital crezca y se aglomere todo alrededor, dejando de lado pueblos enteros con costumbres diferentes, a donde van a buscar la paz y el contacto con la naturaleza personas como Santiago (el pintor) y se encuentran con personas y situaciones muy diferentes a las que encontraría en la ciudad.

A pesar de ser un poco lento el fluir de las acciones en la película, el drama sentimental esta siempre presente: la relación clandestina del protagonista con su amante, los chismes del pueblo, la presencia del párroco del pueblo en los diversos acontecimientos, el drama que vive con su esposa al enterarse de la relación, entre otras cosas, le dan una especie de giro dramático a la película que no termina en un final inesperado sino mas bien en un final que deja pensando al espectador acerca de las diferentes opciones que tiene el ser humano para cumplir con todos los amores que lleva dentro.

Al margen del comentario de la película, lo que me llamo la atención es el poco apoyo que se le da al cine nacional, la película solo se exhibe en dos funciones en una sola sala, teniendo poca acogida a pesar de haber sido una película peruana premiada en el festival de Sundance . Estoy seguro que como toda producción nacional saldrá de cartelera en estos días, así que si quiere apoyar la producción de cintas que reflejen lo nuestro apresúrese en verla y no espere que le alcancen la copia pirata del dvd.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada