martes, 21 de diciembre de 2010

ENTREVISTA A AMI ISHISAKA IREIJO


Luego de su experiencia en Okinawa, Ami considera que la cultura heredada de Okinawa no solamente es “cosa de viejos” sino que sus aspectos se deben de conocer en toda su dimensión.

-¿A que te dedicabas antes de ir a Okinawa?




Soy estudiante de la Universidad Católica. Estudio diseño gráfico.



-¿Fuiste becada a Okinawa?



Así es. Por mi sonjin que es Uruma-shi, Norma Tengan que es presidenta de Uruma-shi me otorgó la beca, que es una beca de nihongo y cultura de Okinawa.



-Sobre tu experiencia en Okinawa ¿Qué nos podrías contar?



Iba al karaoke todas las semanas (risas) Además aprendí allí bastante japonés por que compartí con bastantes becarios de otros países como Argentina, Brasil, Bolivia, Hawai, de otros sonjin como Kita-nakagusuku, Kin-cho, Yomitan, Nakagusuku, Chatan. Y todos estudiamos nihongo juntos, estudiamos sanshin también, ikebana, togei, sumiei (dibujo con tinta china), luego en el mismo Uruma yo hice odori y taiko.



-¿En qué época del año fuiste allá?



Estuve allá en finales de agosto, todo setiembre, octubre hasta finales de noviembre.



-¿Qué te sorprendió más de Okinawa?



Bueno es totalmente distinto que acá. Todo es calladito, todo es bien tranquilito. Todos son bien respetuosos allá. Todos te tratan bien.



-¿Conociste la casa de tus familiares allá?



Me quede en casa de una familia que no son mis familiares, pero luego fui a visitar a mis mismos familiares y ellos me llevaron a pasear a Itoman. En Itoman está la Piedra de la Paz en donde están grabados los nombres de todos los fallecidos en la Segunda Guerra Mundial y allí esta también el nombre del hermano de mi oji.



-¿Y la comida que te pareció?



Me cayó un poco mal. El soba lo comí hasta el último día en Okinawa por que me gustó mucho.



-¿Y que otros lugares conociste fuera de Uruma-shi?

Fui a varios gusukus. Que son los castillos que hay allá en Okinawa. Uno está en Uruma shi que es Katsuren-jo. Luego también fui al de Yomitan que se llama Zakimi-jo y al Shuri-jo que es el más grande que está en Naha y que ahora lo están reconstruyendo.



-¿Y las playas?



También fui a las playas de Kei. Que es bien bonito, todo limpiecito, todo clarito y puedes nadar con los peces. Como es todo tranquilito no hay olas ni nada, los peces están allí, todos chiquitos, nadando contigo. Al churaumi (el acuario de Motobu) también fui. Donde esta el tiburón ballena. Hay tres tiburones ballena.



-¿En cuanto a la gente que te pareció Okinawa? ¿Cuándo caminabas por Kokusai Dori por ejemplo?



Allá en Okinawa lo que hay es un montón de americanos. El lugar donde yo estudiaba, en la mañana era normal, pero en la noche había un montón de soldados que iban con sus mismos uniformes. Y no se podía ver a ningún nihonjin en la calle. El resto eran americanos que salían a pasear, a dar su vuelta, a chupar. Había un montón de tiendas y en la mañana y en la noche se abrían los bares y las discotecas. Eso era en Okinawa shi. En Goya.



-En el tiempo que estuviste en Okinawa ¿hubo algún tipo de evento?



Hubo el Matsuri de uruma shi, luego el Eisa Matsuri tambien hubo. Fui al Eisa Matsuri de Uruma y en el mismo día también hubo en Okinawa shi y en Naha. Casi todo era igual. El Matsuri de uruma shi era más chiquito, pero el de Okinawa shi era mucho mas grande y el de Naha si no me imagino. Ha debido de ser mucho mucho más grande.

Luego también fui al Tsunahiki que fue en Naha, en octubre. Era una cuerda gigante de varias cuadras que la gente se ponía a jalar (nudo de guerra) y al final nos dieron un pedazo de cuerda.



-¿Y ahora como ex becaria como piensas aplicar tus conocimientos en el Perú? Por que tú sabes que el tío Samoncho se para quejando de eso…



Si (risas). Supongo que tendría que ir al AFO y enseñar a los que estén interesados. Por ejemplo en lo que aprendí en sanshin es un modelo que se llama Kayadefu que es lo que se baila al comienzo de un evento ya sea matrimonios, cumpleaños, etcétera. Siempre los familiares y las personas bailan Kayadefu al comienzo. También como soy de Uruma shi, aprendí un baile que se llama Uruma shi Ondo que es un baile que hicieron hace cinco años por que recién se había formado Uruma-shi. Antes eran Yonashiro, Katsuren, Gushikawa e Ishikawa. Mi sensei me lo enseñó a mí para que se lo enseñe a la gente de aquí que quiera aprender.



-¿Algún mensaje para los jóvenes?



A veces en verdad no parece muy interesante eso de la cultura por que lo ven “¿ah sanshin?, eso lo tocan los viejos…”, “¿nihongo?, para que me sirve…” cosas así. Pero al final si sirve. Y el vivir en Okinawa ha sido una experiencia totalmente distinta y ver que no solamente es cultura de viejos sino que también es algo que se debe transmitir y se debe mantener entre nosotros.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada