domingo, 9 de enero de 2011

ENTREVISTA A FRANCISCA MIYASHIRO DE CHINEN

En octubre del 2010 cumplió 50 años de haber egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y el Ministerio de Educación reconoció a su promoción con una diploma y medalla por la labor realizada en los diferentes colegios en instituciones a nivel nacional.


Fue la primera Presidenta nikkei de la Asociación Femenina Okinawense en el periodo (94-95), directora de voley en el estadio La Unión por tres periodos y Presidenta del Club Sakura por dos periodos.

Anteriormente integró el equipo “Ballet Azul” en el año 1955.

-Sobre sus inicios en la Educación Física...




Bueno, acabando mi secundaria yo quise estudiar ingeniería, pues me gustaba las matemáticas, pero cuando fui a las aulas de esta disciplina habían tantos muchachos que era mas difícil ingresar y dije, mejor entro a Educación Física por que estaba segura de que podía ingresar allí.



-¿Algún recuerdo de ese tiempo?



Me acuerdo que la profesora de matemáticas siempre me decía que podía estudiar siempre y cuando ingresara, pero como vi tanta gente en la universidad, a lo seguro me fui a Educación Física y una vez que estuve allí, me entusiasme y me gustó. Hice muchas amistades, estudié y mi especialidad era el deporte: atletismo, voley y básquet.



-¿Cuándo terminó la carrera donde empezó a ejercer la enseñanza de la Educación Física?



Cuando terminé siempre nos decían que teníamos que empezar a enseñar en el lugar donde habíamos nacido. Yo era chalaca, pero resulta que en el Callao había bastantes profesoras y me dijeron para que vaya a Matucana, pero cuando fui allá ya otra persona había ocupado ese puesto. Me sentí un poquito cohibida, que me faltaba algo ¿no? Pero tenía un profesor que me estimaba mucho que era David Torres Calle que era profesor de periodismo deportivo y me llamó para que fuera a Vitarte (allí trabajé durante seis años) y nos adaptamos. No teníamos un local bastante grande, pero campeonamos en voleibol y atletismo entre los colegios primarios.



-¿Y luego vino más cerca?



Después me tuve que venir un poco más a Lima y trabajé en San Cosme durante seis años. Allí la cosa era diferente por la cantidad de alumnos para dirigir, no era tan fácil. Pero los padres de familias como colaboraban con uno. No me puedo olvidar como en un campeonato de gimnasia. Como no teníamos tocadiscos, no teníamos nada, los padres con su violín hicieron la música y así campeonamos en el campeonato de gimnasia. En ese colegio trabajé bastante contenta por lo que los padres de familia me apoyaban mucho. Para cualquier actividad eran las cosas nuevas.

-¿En ese tiempo La Parada y esos lados eran un poco diferente que ahora?



Si, diferente que ahora. Los padres eran de clase bastante acomodada, todos tenían negocios, eran los reyes de la papa y cosas así. Por ejemplo para 28 de julio, todos los padres le compraban todo el uniforme a los alumnos, bien uniformados. Y cuando salíamos a marchar, ellos afanosos de que el desfile sea cerca de La Parada. Y así hacíamos un desfile con los otros colegios y marchábamos. Bastantes entusiastas eran los padres.



-¿En ese tiempo era diferente el trato hacia el profesor?



En la época que yo trabaje había bastante respeto hacia el profesor. Allí el profesor era profesor.



-¿Y trabajo en algún colegio a nivel secundario?



Luego trabaje en el colegio nacional “Angélica Palma Román” en La Victoria. Allí trabaje catorce años. Me realicé como profesora y Salí bastante satisfecha de mi colegio nacional.



-¿Y sobre sus actividades en la colectividad nikkei?



Las actividades en la colonia las realizaba conjuntamente con mi trabajo. Cuando yo estaba acabando mi primaria casi, se abrió en Estadio La Unión y nosotros íbamos por que ya teníamos el equipo del Sakura y nos íbamos al estadio. Yo mis estudios los hice paralelos con mis actividades en el AELU y con el AFO.



-¿El AFO fue tiempo después?



Si. A inicios de los 80`s. Allí realizamos el primer campeonato que eran entre los Shi-Cho-Son y el primer año era el entusiasmo de querer ir. El segundo más cantidad de participantes y ya al tercer año eran tantos grupos que se formaban que dijimos para hacerlo ya por sonjin. Y allí es como decidimos que sean por sonjin.



-¿O sea que gracias a esos campeonatos muchos descubrieron de que sonjin de Okinawa provenían?



Si. Muchos me preguntaban ¿tía yo soy de que sonjin?, no sé, pregúntale a tu mamá. O sea que ya nosotros en las reuniones habíamos dicho que los chicos podían jugar por parte del sonjin de su papa, su mama o su obachan. Pero las casadas podíamos jugar por parte de los esposos, los padres o las suegras. Gracias a eso supieron de que sonjin provenían y el por que decían Shi-Cho-Son. Ya después fue tan amplio el campeonato que comenzamos por cada sonjin y hasta la actualidad se realiza.



-¿Cuántas veces ha ido a Okinawa?



He ido cuatro veces en calidad de Minka Taishi (Embajadora de buena voluntad).



-¿Y en la APJ que actividades realizo?



En la APJ realizamos un campeonato de los diferentes ken y en dos oportunidades que yo estuve hicimos dos campeonatos. Pero ya no puede estar allí por que en ese tiempo tenía muchas actividades y no pude estar en todo eso por que allí era más grande.



-¿Y en el AELU?



En el Estadio La Unión llegue a ser Directora de voley en tres oportunidades y gracias al Estadio La Unión me realicé como deportista y dirigente.



-¿Cómo ve el deporte ahora dentro de la colectividad?



Ahora lo que veo es que la actividad se realiza pero el entusiasmo me parece que falta. El deporte es bien importante en la vida de las personas pero hay tantas actividades que los mismos muchachos, las personas adultas y todos, no se pueden concentrar y dedicarse a uno solo. En el deporte tú tienes que estar constantemente, una hora, dos horas, a la semana tres o cuatro veces.



-Algún mensaje para los lectores que practican deportes…



Que nunca se olviden de hacer deporte sin importar la edad que tengan, especialmente teniendo un Estadio La Unión nosotros, hacer deporte por que es la salud y allí encontramos nuestras amistades y podemos gozar de la vida. Muy especialmente a los niños, a los muchachos, que siempre hay un espacio en el Estadio para ellos. Ahora hay de todo. Sinceramente nos sentimos bien orgullosos del Estadio La Unión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada