viernes, 19 de noviembre de 2010

ENTREVISTA A DIANA KISHIMOTO SOBRE EL POSIBLE RECORTE DE BECAS DE LA PREFECTURA DE OKINAWA

-¿Usted esta realizando sus estudios a través de la beca prefectural de Okinawa actualmente?




Sí, gracias a la prefectura de Okinawa, actualmente me encuentro estudiando japonés y la cultura japonesa y okinawense en la Universidad de Ryukyu.





-¿En qué carrera realiza sus estudios?



Me encuentro bajo un programa para extranjeros que estudian justamente japonés y la cultura.

En Perú realicé estudios de Traducción e Interpretación en la Universidad Femenina del Sagrado Corazón (UNIFE).





-¿Ha tenido información en Okinawa acerca del posible recorte de las becas prefecturales de Okinawa?



Sí, claro. En el mes de julio esta noticia salió en primera plana de los dos diarios más importantes de la Prefectura, el Okinawa Times y el Ryukyu Shimpo. En ambos se informaba que la Prefectura, por falta de presupuesto y por hallar innecesaria esta beca, posiblemente cancelaría el programa, y que la decisión final se tomaría en Noviembre.

A todos los becarios de este programa nos cayó de golpe la noticia y nos da mucha pena que una beca tan provechosa y enriquecedora pueda ser eliminada.





-¿Que opina usted acerca de la poca organización que existe entre los ex becarios de la Prefectura de Okinawa aquí en el Perú?



Hay mucho por hacer. Si bien esta noticia ha servido como llamada de atención severa a muchos ex becarios, no podemos negar la participación activa y los trabajos que el resto está realizando. En primer lugar, creo que deberíamos formar una agrupación de ex becarios para que el esfuerzo que se está realizando de manera individual sea más contundente y tome mejor forma. De esta manera, se podría demostrar con mayor facilidad que se están llevando a cabo los objetivos que esta beca posee, y además, realizar muchas más actividades como ex becarios.





-¿Tiene alguna sugerencia de agrupar a los ex becarios en una organización como la APEBEMO por ejemplo?



En el caso de los becarios de la prefectura de Okinawa, en primer lugar, se debería convocar a todos los ex becarios y empezar a tener un contacto permanente con ellos. También trabajar de manera autónoma pero en conjunto con la Asociación Okinawense del Perú y apoyar, como agrupación de ex becarios, en todas las actividades que se realicen, así como, la difusión de lo aprendido en Okinawa. Incluso, para una mejor organización se podría tener contacto con otras agrupaciones de ex becarios tanto en el Perú como en el extranjero.





-¿Que opinión le merece la actitud de muchos ex becarios de no participar en sus respectivas agrupaciones prefecturales?



Tengo entendido, que en el caso de Okinawa Kenjinkai (agrupación prefectural), muchos ex becarios han permanecido alejados luego de haber regresado al Perú, o en su defecto, apoyan por un corto tiempo y luego desaparecen. Creo que estos hechos también han dado motivo a la Prefectura de Okinawa en considerar esta beca innecesaria. Ahora, no sirve de nada lamentarse por lo que no se hizo, más bien debemos poner manos a la obra y aunarnos a esos ex becarios que siguen participando y realizando actividades en el Kenjinkai. Así, todos podremos seguir apreciando, conservando y compartiendo nuestras costumbres okinawenses.

Por otro lado, creo que también Okinawa Kenjinkai debería, por su parte, encontrar una efectiva y mejor forma de llegar, en primer término, a todos los ex becarios, y posteriormente, a las nuevas generaciones y mantener la comunicación permanente y activa como la que se daba antes con nuestros padres o abuelos. Es un esfuerzo y disposición en conjunto, de ambas partes.

En la última reunión de Okinawa Kenjinkai sugirieron hacer una página web en japonés acerca de las actividades de los ex becarios aquí en el Perú y de cómo contribuyen a la sociedad para enviarla a la prefectura de Okinawa.



-¿Tiene alguna sugerencia con respecto a la comunicación que debe existir entre los ex becarios y la prefectura de Okinawa?



La página web en japonés me parece una muy buena idea, e incluso pienso que debería estar vinculada a la página de la Asociación Okinawense del Perú. Creo que éste es el medio de comunicación más inmediato. Además, considero que sería bueno que tanto el Kenjinkai como la agrupación de ex becarios tenga nexos, en primer lugar, con la Prefectura de Okinawa, y luego, con las asociaciones peruanas en Okinawa: Okinawa Perú Kyoukai y Koza Perú Kai, estudiantes y ex becarios peruanos, y la comunidad peruana en Okinawa. Al mantener contacto con todos ellos, se puede fortalecer más el puente que los ex becarios y el Kenjinkai representan como nexo entre Perú y la Prefectura de Okinawa mediante actividades, intercambio de información, etc. Así también, el Perú, la Asociación Okinawense del Perú y otras agrupaciones nikkei-okinawenses tendrían mucha más presencia en Okinawa que, en la actualidad, me parece que no se tiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada