viernes, 26 de noviembre de 2010

ENTREVISTA A RICARDO FUJITA KOKUBUN

Ricardo Fujita Kokubun (el periodista nisei más antiguo de la comunidad) nos ofrece una visión de buena parte de la historia del periodismo peruano hasta llegar a nuestros días.






-¿Se inició en el dibujo desde la infancia?



A mi me gustaba mucho dibujar, desde chiquito. Mi infancia fue bastante solitaria pues vivía con mi tío (hermano de mi papa) y mi tía. Soy el mayor de todos los hermanos y los demás fueron naciendo posteriormente. Ellos vivían con mis padres en otra casa cercana. A mi tío le gustaba fumar mucho. Y a esa edad yo no se en que momento pero empecé a agarrar los palitos que mi tío tiraba, pues fumaba mucho y como el piso era de tierra, empecé a trazar líneas y trataba de dibujar cosas como bicicletas, autos.



-¿En ese tiempo cuales eran los medios de comunicación que estaban a su alcance?



Que yo recuerde mis tíos no tenían radio. Solo eran diarios en japonés los que se leían en casa de mis tíos durante mi niñez. Había un diario en japonés que circulaba entre los primeros isseis, llamado Perú Jijo, algo así. Pero que yo tenga recuerdo mas eran libro. Ellos tenían un pasadizo en su casa y allí tenían libros. Me acuerdo de Kingu que era uno de los más famosos. Ese era general, para hombres y mujeres, traían novelas, dibujos, historietas. Y había Fujin kurabu, para señoras. Después shonen kurabu que era más juvenil y yonen kurabu que era para más niños. Claro que yo conocí yonen kurabu cuando ya crecí más y compraban, hasta que aprendí nihongo. Yo tenía mucha curiosidad en revisar libros y revistas.



-¿Ya había impresión a color?



Era color por color. No es off set como ahora.



-De allí posteriormente entro al colegio…



Entre a Lima Nikko. En el año 41 en plena guerra. Pero el gakko no se cerro hasta el 42 creo. Claro ni-nen sei comenzó la guerra. Posterior a la declaratoria de guerra el siguiente año estudie con una profesora que también enseñaba en Lima Nikko. Se apellidaba Kawano. Justo en la misma quinta donde vivían la familia Shimazaki. Esta profesora daba clases allí para los hijos de los nihonjin. Allí fui yo con mi hermana hasta que ya después me matricularon en una escuela “Santa Teresa” que quedaba en la cuadra 14 de Manco Cápac. Allí estudie las primeras letras en español.



-¿Cuándo empezó a trabajar en La Prensa?



Al periódico entre a trabajar entre los 17 y 18 años. En La prensa en 1950, pero hacia mas de un año atrás que yo me estaba recorriendo los otros diarios de la época: El Universal, El Comercio, había La Tarde, La Noche, periódicos así.



-¿El local de La Prensa estaba en el centro de Lima?



Claro, en el jirón de la Unión. Es un edificio de tres pisos, antiguo, de portones grandes, altos. La Prensa quedaba en el segundo piso y con el tiempo el tercer piso fue para Ultima Hora. O sea La prensa creo Ultima Hora.



-¿La Prensa cerro en los 80`s?



Si, pero esa fue la segunda vez. La primera vez fue cuando lo nacionalizo el gobierno de Velasco.

En los 80`s se lo entregaron a Arturo Salazar Larraín en la segunda época.

Este dilapido la plata que recibió del gobierno para reflotar el periódico. En ese tiempo yo ya estaba trabajando en Ojo y Correo.



-Alguna anécdota interesante de aquella época…



A Bayli y al hijo de Arturo Salazar (Federico Salazar) los he visto cuando visitaba a mis amigos de La Prensa. Y los obreros y periodistas de La Prensa estaban caliente por que en esa época lo que valía era el dólar y a Bayli y al narigón le pagaban en dólares y al resto en intis.



-¿Y como empezó Ultima Hora?



Pedro Beltrán fue un hombre muy hábil, había sido Primer Ministro y le arregló la situación a Manuel Prado. Este señor fundó Ultima Hora. Y creó su “escuelita”. Allí estuvieron Alejandro Sakuda, Alfredo Kato y varios niseis más y varios tusanes: Miguel Yi Carrillo, Julio Chang y así bastantes también “del ojo”. Todas las mañanas revisaban periódicos y comentaban. Tuvo bastante visión Beltrán y su éxito fue Ultima Hora. Este periódico ha batido record de ventas en Perú. Más con la jerga que creó. Rompió los esquemas del periodismo. Allí creo la jerga criolla que empezó a salir.



-¿Cuánto tiempo estuvo vigente la “escuelita” del sr Beltrán?



Una década más o menos.



-En este tema del periodismo actual ¿usted más o menos en que época ve que el periodismo se va deformando?



Deformar, deformar bueno, yo diría que con Fujimori y Montesinos que compraron los periódicos y todos los medios de comunicación. Claro que hubo épocas anteriores con el gobierno de Odria y el gobierno de Velasco.



-Con la modernidad presente en los medios de comunicación ¿usted cree que llegue un día en que el diario ya no se lea en papel?



Yo creo que sí. Ya se esta viendo en países adelantados como en Estados Unidos ya los medios de comunicación en papel impreso, ya se han caído. Grandes empresas como The New York Times, The Herald han quedado obsoletas o nulas ya que por Internet ves todo. Eso yo lo se cuando visite a mi hija en Estados Unidos. Como no tenía los periódicos me ponía en la computadora para que yo leyera.



-Pero esa tendencia en Perú no se ha generalizado…



No se ha generalizado.Creo que todavía hay para rato. Unos diez años más.



-Ahora estamos rodeados de tantos medios de comunicación: televisión por cable, Internet, dvd`s, entre otros. ¿Nos podría contar como era en la época en que trabajaba en el periódico?



Cuando yo entre había lo que se llama el zincograbado. O sea para imprimir un dibujo en blanco y negro mismo para el periódico había un taller grande. O sea en esa placa tenía que montarse un negativo, junto con emulsivos que marcaba la parte que no debería imprimirse, por ejemplo las rayitas o fotografías que se tramaban, o sea los puntitos nomás salían. Se usaban ácidos y muchas cosas más. De esa placa de zinc sacaban otra copia y del cartón volvían a procesar para vaciarlo con plomo, por que el plomo era más maleable. Entonces esa plancha de plomo que era del tamaño de una hoja de periódico se montaba sobre el cilindro. Se ajustaba y comenzaba la impresión. Un proceso largo y costoso.

-¿Habían maquinas enormes entonces para la elaboración de los diarios?



Claro. Si el taller de La Prensa era casi una manzana. El Comercio igual.

Existían también los linotipos, que eran como las maquinas de escribir pero que imprimía en plomo. En placas de plomo. Y se tenía que armar hilera por hilera. Te imaginas cuanto personal ¿no?



-¿En ese tiempo en La Prensa cuantos trabajaban mas o menos?



Casi cien personas. Redacción eran como veinte. Después en el taller de fotograbado, zincograbado, correctores, fotógrafos, reporteros, laboratorios de revelados…éramos como cien.

Antes para color eran varias impresiones. Color por color.



-¿O sea que había que ganarle al tiempo para que todo salga bien?



Claro. Por ejemplo me decían que la edición tenía que salir a las 12 o a la una. Tenía que apurarme en hacer los dibujos. El periodista me traía el caso escrito en papel. Entonces tenía que leer como fue el hecho y hacer un boceto rápido, ya yo mismo, ya no consultaba sino de frente veía si estaba correcto con la información: si eran dos muertos, tres muertos, como había sido el choque, como había caído el camión y en base a eso realizaba el dibujo.



-¿Y como están los diarios actualmente en contenidos?



Cada diario tiene su parte buena y su parte mala. Supuestamente El Comercio es el más serio pero esta cargado políticamente de cosas. Han aprovechado su momento los políticos de turno. La República más o menos.



-¿Alguna recomendación para los nikkeis que laboran en los medios de comunicación?



Es importante que más niseis se involucren en los medios de comunicación que creo que es una buena forma de hacer patria. No solamente es cuestión política que es importante, sino también otros aspectos como negocios, comercio y sobre todo la parte intelectual. Que puedan hablar sobre nosotros, los descendientes de nihonjin y que la gente vea que estamos participando inclusive en la política misma. Pero honestamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada